Viajar en avión cuidando tus oídos

Oídos y viajes en avión

Con la competencia actual, por la aparición de las compañías de vuelo de bajo coste, cada vez son más las personas que viajan en avión y, aunque esto no debe suponer ningún peligro, si que conviene seguir algunas precauciones para que nuestros oídos no sufran.

Dolores de oídos por presión

En el interior de los aviones la presión del aire puede descender hasta niveles equivalentes a los de la presión que existe a una altitud de 2.500 metros por encima del nivel del mar, lo que ocasiona dolor de oídos en determinados pasajeros.

El dolor se manifiesta en el momento en que se produce una descompensación entre la presión interna del oído medio y la existente en el entorno. Las personas resfriadas suelen ser las más afectadas, ya que sus vías respiratorias están inflamadas.

El método más eficaz para contrarrestar la diferencia de presión es la maniobra de Valsava: taparse la nariz con los dedos y, con la boca cerrada, espirar con fuerza empujando el aire hacia la faringe. De esta manera la trompa de Eustaquio se abre y se logra compensar la presión.

A su vez, el movimiento que se realiza al masticar también ayuda a la compensación de la presión. En Nova-Pro aconsejamos llevar chicles a mano para ello, resaltando también lo recomendable que es un bostezo voluntario para compensar dicha presión.

En Nova-Pro ofrecemos consejos que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas a través de una buena audición, y lo que es evidente es que cuanto menos sufran nuestros oídos, mejor nos encontraremos con nosotros mismos.

No es necesario privarse de nada para poder seguir disfrutando, y eso es lo que en Nova-Pro nos hemos propuesto, pues queremos que sigas viajando y no renuncies a montar en avión por miedo a que tus oídos puedan sufrir las consecuencias

Demo