Los moldes son el contacto con sus audífonos

Moldes Audífonos

El hecho de ponerse el audífono todos los días es algo tan rutinario que no presenta dificultades, sin embargo, para aquellos que empiezan a usarlos sí que puede considerarse un pequeño reto que a pesar de ser fácil, no deja de ser algo nuevo.

Antes de empezar debemos aclarar que cuando hablamos de colocarnos el audífono nos estamos refiriendo a todo el dispositivo, es decir a la suma del propio aparato con su molde correspondiente ya que este ya deberá estar colocado.

En primer lugar es importante saber que cada audífono tiene una forma diferente para ser colocado, por lo tanto requeriremos de distintas habilidades que nos ayuden según el tipo de audífono con el que contemos.

En segundo lugar, en el centro auditivo le explicarán como deberá de colocarse el audífono, y en Nova-Pro le aconsejamos que una vez en casa, lo practique tranquilamente repetidas veces hasta que consiga cierta habilidad que le permita colocárselo con facilidad. Por otro lado, consideramos que servirse de un espejo le ayudará, pues podrá visualizar mejor los movimientos.

A continuación, otro aspecto básico que debemos tener claro es diferenciar entre el audífono derecho y el izquierdo. Esto es esencial, pues los audífonos no pueden ser intercambiado entre sí, ya que cada uno tiene su única posición. En ciertas ocasiones existen audífonos que llevan un color diferente para poder distinguirlos, pero en caso de no llevarlos podrá marcarlos usted mismo y así jamás se confundirá.

En último lugar, coger confianza con los audífonos es algo que iremos logrando poco a poco, al cabo de unas semanas notaremos nuestros progresos, aunque es cierto que los primeros días nos sentiremos un poco incómodos, pues siempre será mejor no llevar nada en la oreja que llevarlo. Con el paso del tiempo nos habremos acostumbrado al uso de audífonos y veremos que no supone ningún esfuerzo colocarse el audífono y usarlo sin ninguna complicación.

Demo