Que los oídos no te pasen factura

Tapones Baño Moldes NovaPro

Cualquier época del año entraña riesgos para los oídos y por eso creemos que estos consejos te van a venir muy bien. Cualquier estación del año entraña ciertos riesgos para el cuidado auditivo pero especialmente el invierno y el verano son las más peligrosas.

VERANO: el agua es el enemigo

Es importante saber cuáles son y no las cosas que debemos hacer este verano y las medidas que tenemos que tomar para que nuestros oídos no pasen la factura de nuestra diversión. Nova-Pro, como siempre, es salud auditiva.

Con la llegada del buen tiempo damos paso a la época de playas y piscinas, en donde exponemos a nuestros oídos a una serie de riesgos que debemos minimizar o amortiguar.

En Nova-Pro nos hemos permitido realizar una lista en la que recogemos una serie de consejos fáciles de seguir que harán que nuestros oídos no sufran:

  • Secar los oídos después de bañarse, para evitar las humedades.
  • Ser higiénicos y no introducir ningún objeto en los oídos, incluyendo bastoncillos.
  • Acudir a piscinas y playas con aguas limpias.
  • Entrar en el agua poco a poco.
  • En caso de viajar en avión se recomienda mascar chicle para evitar taponamientos de oídos por cambios de presión.
  • Utilizar tapones para evitar la entrada de agua en los oídos cuando te bañes. Si son personalizados y adaptados mucho mejor.
  • Bucear a poca profundidad.
  • Tener cuidado con el empleo del aire acondicionado.

En Nova-Pro sabemos que la mejor solución es la prevención, puesto que evitar el problema siempre va a ser más efectivo que tratar de ponerle remedio una vez que ya existe el problema.

Los tapones acuáticos o las bandas de neopreno son una medida de protección pasiva que recomendamos en Nova-Pro para evitar la entrada de agua en los oídos.

El agua es mal compañero de nuestros oídos, y por eso deberemos evitar su presencia a toda costa.

INVIERNO: el frío es el enemigo

Con el invierno hay que tener especial cuidado con el frío ya que los oídos son sensibles a  las temperaturas cuando estas son muy bajas. Los catarros y gripes, que son muy comunes en esta temporada pueden afectar a nuestra salud auditiva de un modo peligroso. Muchas de estas situaciones se producen por los cambios bruscos de temperaturas, por pasar del frío al calor, o viceversa, de un modo my brusco.

Si cuidamos nuestra salud en invierno, por ejemplo evitando situaciones de gripes y catarros, vamos a estarnos asegurando un mejor cuidado auditivo.

Demo