Cuidado con el ruido en los gimnasios

novapro 170503

Hemos de tener cuidado en los gimnasios por que podemos estar cuidando muy bien nuestro cuerpo pero descuidando nuestra audición. Algunos gimnasios son, desde un punto de vist auditivo "peligrosos para la audición".

Se ha puesto muy de moda asistir a clases deportivas en las que la música es tan protagonista como el propio ejercicio. Pero lo que muchos desconocen es que los niveles sonoros elevados son perjudiciales para la salud auditiva, especialmente cuando la exposición es prolongada o repetida a lo largo de los días.

En ciertos gimnasios se han detectado niveles sonoros por encima de los 100 decibelios por lo que estamos ante ambientes ruidosos sumamente perjudiciales para la salud auditiva de las personas que asisten a dichas clases. Y aunque para los alumnos esto es perjudicial peor lo es aún para los propios monitores y profesores ya que estos van a pasar toda la jornada laboral bajo este ambiente sonoro.

A pesar que los profesionales conocen el peligro al que están expuestos en la mayoría de las ocasiones no se presta la debida atención y los daños pueden llegar a ser irreparables. Es esencial concienciarnos del verdadero peligro al que están sometidos tanto los profesionales como los propios alumnos. Y es que nuestra calidad de vida futura va a depender en gran medida de cómo cuidemos a nuestros oídos hoy.

Los gimnasios deben ser los responsables y deben asumir que es su obligación que los niveles sonoros nunca deben rebasar los límites establecidos por la OMS. Pero por otra parte también los usuarios deben exigir que esto se cumpla. Va en beneficio de todos que se cumpla con lo establecido en la normativa por que de nada sirve cuidar el cuerpo si estamos destrozando nuestra audición.

En NovaPro hacemos un llamamiento para que todos los responsables de los gimnasios sean conscientes y asuman su responsabilidad. Los oídos son para toda la vida y cuanto mejor los cuidemos más tiempo van a estar en buenas condiciones.

Demo